Irmandamento da Deputación de Ourense co goberno provincial ecuatoriano de Tungurahua

II EDICIÓN COCHES CLÁSICOS NO IRIXO

Nun encontro telemático celebrado entre o Pazo Provincial e Ambato, a capital de Tungurahua, o presidente da Deputación destacou os lazos comúns entre ambas as rexións e avanzou unha “etapa de franca colaboración”

O prefecto de Tungurahua, Manuel Caizabanda, valorou que este convenio profundará na cooperación agroalimentaria, cultural, turística ou termal: “Agradezo a Manuel Baltar a súa predisposición, vontade política e o seu agarimo”

XUNTANZA DE CLÁSICOS NO IRIXO

La Diputación de Ourense y el gobierno provincial de Tungurahua (Ecuador) celebraron esta tarde su acto de hermanamiento. El encuentro telemático unió el Pazo Provincial, donde se encontraba el presidente de la Diputación, Manuel Baltar, con el Parque de las Flores de Ambato, capital de esta provincia ecuatoriana que acogió un acto paralelo para celebrar este acuerdo. 

El encuentro supuso la ratificación del convenio de hermanamiento entre la Diputación de Ourense con el gobierno de esta provincia, situada en el centro de Ecuador. Manuel Baltar remarcó la importancia de la jornada. “Son muchos los lazos existentes entre ambas regiones”, analizó el presidente provincial ahondando, por ejemplo, en las conexiones alimentadas por la emigración. El presidente provincial recordó durante su intervención la importancia para Ourense de la llegada del AVE o la cercanía con Portugal, poniendo a disposición de Tungurahua los frutos conseguidos por la Diputación a través del trabajo en red en organizaciones como Partenalia -asociación europea de gobiernos intermedios- o la EHTTA -red europea de ciudades históricas termales-, con hitos como el próximo Congreso Mundial de Termalismo que se celebrará en Ourense en septiembre. Manuel Baltar avanzó “una etapa de franca colaboración”.

Por su parte, el prefecto de Tungurahua, Manuel Caizabanda, destacó el valor del convenio: “Este hermanamiento es entre pueblos, en la parte cultural, agroalimentaria, turística y termal”. Caizabanda, que visitó Ourense el pasado mes de diciembre, valoró el apoyo del presidente de la Diputación: “Quiero agradecer personalmente a Manuel Baltar su predisposición, voluntad política y su cariño con los hermanos pueblos del Ecuador”. El prefecto señaló que el acuerdo “permitirá desarrollar y mejorar las condiciones de vida a través de este hermanamiento, de estas experiencias de desarrollo que vamos a realizar a través de este convenio de marco”. 

Acto de hermanamiento

El encuentro, en el que participó, entre otros, el alcalde de Ambato, Javier Altamirano, comenzó con el ritual “pawkar raymi”, una ceremonia intercultural de los cuatro pueblos y nacionalidades indígenas -chibuleo, tomabela, quisapinchas y salasaca- asentadas en esta provincia ecuatoriana, de 165.000 habitantes. La jornada incluyó partes musicales protagonizadas por la banda sinfónica de Tungurahua o el Ballet Autóctono Intercultural, en el contexto de la Fiesta de las Flores: “Son festividades que rescatan las tradiciones del pueblo. Reivindicar la producción del calzado, de la industria textil, agrícola o avícola”, valoró el prefecto de Tungurahua.