Relaciones internacionales

IES CHAMOSO LAMAS

Miguel Mosquera Paans, escritor


Del 11 al 12 Julio de 2002 una mayoría de ciudadanos descubrieron que, a la multitud de islas que forman parte de la unidad territorial rodeando la Península Ibérica, además de las Baleares y Canarias, bordeando África, España disfruta de una serie de islas e islotes que confieren, amén del propio plano físico, la titularidad del límite legal de 12 millas.

HIPER MASIDE

Todo esto sin incluir al Sáhara, que la ONU califica como territorio de ultramar a descolonizar, atribuyendo a España autoridad, en espera de que el Gobierno Central convoque un referendo en la ex colonia, con anterioridad parcialmente invadida por Mauritania, y ocupada actualmente por Marruecos, en tanto el Frente Polisario invoca su independencia y plena autonomía.

Por aquellas fechas, bajo la insaciable ansia expansionista de Mohamed VI, la Marina Real de Marruecos invadía Perejil. La lección de geografía hizo correr ríos de tinta, mientras los noticiarios televisivos recordaban al respetable que, junto a aquel atolón, España goza frente a la costa africana de Plazas de Soberanía constituidas por los archipiélagos de las Chafarinas y las Alhucemas, que componen las islas del Congreso, Isabel II, Rey Francisco, Tierra, Mar, y los Peñones de Alhucemas y de Vélez de la Gomera, a lo que se suma la almeriense isla de Alborán.

Fue en aquel momento que el Ejecutivo de Aznar se encontró ante la disyuntiva de un conflicto armado con la monarquía alauí, dado que considerándolo la OTAN un problema doméstico —como en su día sucedió entre Reino Unido y Argentina en su disputa por las Malvinas—, quien le cubrió la espalda a España fue Estados Unidos, logrando el desalojo de Perejil y evitando la sombra de un conflicto armado.

Como es de bien nacidos ser agradecidos, cuando Estados Unidos necesitó ayuda como puente hacia Afganistán, y considerando la presencia de bases conjuntas de Morón, Zaragoza,  Torrejón de Ardoz y Rota, España cedió paso aéreo a sus aliados, además de formar parte de la Fuerza Conjunta Internacional, aunque los efectivos españoles fueron en misión humanitaria antes que bélica. Otro tanto de lo mismo ha sucedido en diferentes enfrentamientos, el más recordado en Siria.

Pero lo cierto es que en las relaciones internacionales no hay reglas. Existen instituciones que pueden presionar o incluso sancionar si el país en cuestión se halla alineado a esa organización supranacional, aunque con bastantes reservas. Pero si hay algo que define la convivencia entre naciones es que cada estado es soberano, dueño de sus propias normas, territorio y fuerza. He ahí la cuestión de fondo, porque el aire está viciado y soplan vientos de guerra.

Entre Rusia y Estados Unidos se escucha un rumor de sables que afecta a todos sus aliados. La OTAN está tan involucrada como España, que no acaba de hacer un tímido esfuerzo sino que lleva un dilatado tiempo participando en acciones conjuntas contra el imperialismo de la Federación Rusa. Tal es así que España desplegó un contingente del Ejército de Tierra en Letonia, participando  desde hace tiempo en operaciones aéreas desde bases en Polonia, Lituania, Estonia y Rumanía, ofreciéndose a actuar también en Bulgaria. Todo eso sin desdeñar la participación de la fragata Blas de Lezo y el buque de acción marítima Meteoro.

Ante semejantes maniobras que nadie se engañe, ninguna nación envía efectivos del Ejército de Tierra, Fuerza Aérea y la Armada para hacer turismo. Obvio que tampoco para gratificar a los anfitriones con el desfile de la Pascua Militar. Todo ello obedece a los distintos tratados que desde hace décadas vinculan al Estado con entidades internacionales. Hoy en día bajo el gobierno del PSOE y Unidas-Podemos, participando de un belicismo que siempre definieron como Pepero, pese a la evidencia palmaria de que aquella Tormenta del Desierto nunca fue la guerra de Aznar.


Outros ártigos de Míguel Mosquera Paans:

Ministerio de tozudez

Precisiones

Los Olvidados

La última frontera

Viajeros al tren

A opinión de Míguel Mosquera Paans: ” O Enchufe “

A opinión de Míguel Mosquera Paans: ” El sexo de la pobreza “

A opinión de Míguel Mosquera Paans: ” El rédito de la mentira “

A opinión de Míguel Mosquera Paans: ” Ajeno “

A opinión de Míguel Mosquera Paans: Memoria Democrática

Non Omnis Moriar